web analytics

Receta de Fiambre de pavo casero

El fiambre es carne que después de asada, cocina o curada, se come fría y puede conservarse durante mucho tiempo. Y la receta que hoy compartimos, bien merece la pena. Y me explico…

A mi, me pirra el fiambre comercial y hay cosas en las que no merece la pena invertir nuestro tiempo. Estoy segura que yo no voy a conseguir en casa un jamón cocido extra como los comerciales y mi tiempo estará mejor invertido en otros menesteres. Y es que si compramos jamón cocido extra, por ley no puede llevar absolutamente nada. Por eso, me hace mucha gracia cuando lo etiquetan como producto sin gluten. Claro que no lleva gluten, si no…no sería extra. Aunque reconozco que ese etiquetado puede ser muy útil para que a simple golpe de vista puedas añadirlo al carrito sin preocupaciones.

Paula, que te desvías, aterriza y continúa.

Fiambre de pavo casero

Bueno, la cuestión es que cuesta mucho, por no decir que es misión imposible, comprar un buen fiambre de pavo. Porque a diferencia del jamón cocido de cerdo, no encontramos un jamón o pechuga de pavo que no lleve almidones y otras sustancias.

Así que cuando vi la receta de MJ de su pechuga de pavo, la probé y quedé maravillada. Es una receta muy versátil que puedes condimentar con decenas de opciones. Y no, no me preguntéis cuánto tiempo se conserva, porque a nosotros no nos ha durado más de 5-6 días.

Fiambre de pavo casero

RECETA DE FIAMBRE DE PAVO CASERO

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pavo
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • sal, pimienta negra
  • 1 cucharada de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Cómo preparar fiambre de pavo casero

En un plato disolvemos el curry en polvo con el AOVE.

Salpimentamos la pechuga de pavo y barnizamos con la mezcla de curry y aceite.

Colocamos en un tuper (a poder ser de cristal) y refrigeramos durante toda la noche.

Envasamos al vacío la pechuga de pavo.

Llenamos la jarra de nuestro robot de cocina hasta 3/4 partes de su capacidad de agua y colocamos el cestillo. Introducimos la pechuga envasada y cocinamos durante 75 minutos a 65º, velocidad 1.

Dejamos enfriar y refrigeramos hasta el día siguiente, momento en el que ya podremos consumirlo y lonchearlo fácilmente.

A disfrutar!!!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Siguenos y danos un me gusta
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram