web analytics

Tarta de chocolate blanco y negro

P6020003 copia

Sigo en estado catatónico, apática, pero con unas ganas locas de cocinar, así que os visito, pero calladamente, voy de incógnito, de anónimo, espero que me sigais disculpando.

Esta tarta la hice dos veces la semana pasada. La primera para un encargo, Laura quería darle una sopresa a su hermana, gran amante del chocolate, así que eligió esta tarta de chocolate negro bañada en chocolate blanco. Como me sobró relleno, al día siguiente la repetí para la fiesta cuatrimestral del cole de la niña, no quedaron ni las migas. Y qué decir tiene que no dió tiempo de hacer foto del corte, juas

Elementos del invento:

para el bizcocho:

– 3 huevos

– 1 yogur griego

– 120 gr de aceite de girasol

– 240 gr de azúcar

– 240 gr de harina tamizada

– 50 gr de cacao en polvo sin azúcar

– 1 sobre de levadura química

para el relleno:

– 150 gr de chocolate negro

– 150 gr de nata

para la cobertura:

– 150 gr de chocolate blanco

– 75 gr de nata

– 20 gr de mantequilla sin sal


Elaboración de los elementos:

para el bizcocho:

Batimos los huevos junto con el azúcar. Añadimos el yogur, el aceite y por último la harina, el cacao y la levadura tamizada.

Horneamos a 180º durante 40 minutos aproximadamente.

Dejamos enfriar el bizcocho.

Relleno:

Mientras se enfría nuestro bizcocho, preparamos la cobertura. Calentamos la nata en un cazo y cuando comience a hervir apagamos el fuego, añadimos el chocolate y mezclamos bien, ya que se derretirá con el calor residual. Retiramos del fuego y vamos removiendo de vez en cuando.

Cobertura:

Derretimos el chocolate blanco junto con la mantequilla en el microondas o al baño maría y le añadimos la nata.

Montaje:

Cuando el bizcocho esté frío lo dividimos en 3 capas (yo he usado un molde de 18 cm). Colocamos la capa base y repartimos sobre ella la mitad de nuestra ganache de chocolate que hemos preparado para el relleno. Colocamos la segunda capa y el resto de la ganache. Finalmente tapamos.

Colocamos el bizcocho relleno sobre una rejilla y debajo de la misma un plato. Volcamos nuestra cobertura sin extender, siempre en el centro y la cobertura se irá distribuyendo uniformemente sobre toda la tarta (gracias por el truco Margarida ;), si pinchais en su nombre disfrutareis de la magnífica Tarta Sacher que hizo ).

Decorar al gusto y refrigerar hasta la hora de degustarla.

Ale, a disfrutar!!!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Siguenos y danos un me gusta
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram