web analytics

Focaccia sarda de calabacín

Tengo Tik Tok, hace años, desde la pandemia, que tengo Tik Tok, aunque ahí no encontrarás recetas, sino que me verás hacer el payaso y preguntarle cómo me va a ir el año y cosas así, jajaja

La historia es que se ven muchas tonterías, pero también me encantan las píldoras de historia, cómo hacer velas decorativas, cuadros y, por supuesto, recetas. Y en una de estas, yo vía esta receta de focaccia sarda de calabacín que me pareció de lo más tentadora.

Focaccia sarda de calabacín

Es una receta muy fácil y resultona, que está deliciosa recién hecha. Pero que a mi me sobró y me la cené al día siguiente sin tan siquiera calentar y me pareció igual de rica.

Debo decirte que yo utilicé la bandeja Bra de la gama Infinity en la que no se pega nada, de nada, de nada. No me canso de recomendarla cuando alguien me pregunta en qué sartenes u ollas invertir. Y sí, esta gama es menos económica, pero en realidad….es muy económica, porque tardarás muuuuuchos años en renovar tus sartenes. Sólo os diré que tengo las mismas sartenes y bandeja de esta gama desde 2015 y están como nuevas. Eso quiere decir que no he renovado en 9 años, así que…son una buena inversión.

Y si no, mirad esta foto de aquí abajo. Corté la focaccia con una espátula de madera y de esta manera no he perjudicado el revestimiento.

Y ¿qué es una focaccia sarda? La focaccia sarda es una receta típica de Cerdeña que se caracteriza porque además de harina lleva sémola de trigo. Es jugosa por dentro y crujiente por fuera. En esta versión con calabacín, se ha sustituido la harina por el calabacín rallado, pero todo lo demás lo mantiene. La jugosidad interior y el crujiente exterior.

Focaccia sarda de calabacín

RECETA DE FOCACCIA SARDA DE CALABACÍN

Ingredientes:

  • 600 g de calabacín
  • 1 cebolla morada
  • 16 tomates cherry
  • 200 g de sémola
  • 30 + 40 g de queso en polvo Grana Paddano (pecorino o parmesano)
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • sal, pimienta negra y orégano

Cómo preparar Focaccia sarda de calabacín

Precalentamos el horno a 180º.

Rallamos los calabacines lavados y la cebolla pelada. En mi caso lo he puesto en el robot de cocina durante 30 segundos a velocidad 4.

Colocamos en un bol amplio y añadimos los tomates cherry cortados en cuartos. Salpimentamos.

A continuación, incorporamos el queso en polvo y la sémola. Mezclamos bien.

Repartimos la masa sobre la bandeja elegida. Si no es antiadherente, colocaremos papel de horno encima. Una vez repartida la masa, vertemos un chorrito de AOVE y espolvoreamos 40 g del queso en polvo elegido.

Horneamos a 180º durante 20-25 minutos, hasta que tenga un bonito color dorado.

A disfrutar!!!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Siguenos y danos un me gusta
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram